Había que poner el broche de despedida por todo lo alto y a la vez respetando las medidas sanitarias.

Aunque podía resultar un poco complicado, decidimos organizar tres conciertos para poder respetar los aforos y, finalmente, todo salió de maravilla!!! Valió la pena! Sin duda un recuerdo imborrable para tod@s!!

Tocar junto a Black Ice y a la vez colaborar con la Fundación Down de Zaragoza fue un auténtico lujo!
El Centro Cívico Estación del Norte fue el lugar ideal para disfrutar de la música con nuestr@s alumnos.
Ver a nuestr@s alumn@s disfrutar así en el escenario es lo que todo profesor sueña